Deducciones fiscales, ¿En Qué?

Actualmente, la situación de crisis tan fuerte ha hecho que cada vez los temas de ayudas y subvenciones por parte de la administración se hayan reducido considerablemente, tanto en cantidad como la causa y los trámites para su solicitud. Desde hace tiempo, las ayudas y subvenciones son sobre gastos realizados ya; han dejado de ser créditos por proyectos futuros.

Por ejemplo, las empresas que realizan inversiones en inmovilizado material consistente en instalaciones destinadas a la  protección del medio ambiente, pueden declarar conceptos para poder deducir un porcentaje del impuesto. En el caso del fomento de la exportación, una de las posibles salidas a nuestro problema, también es uno de los conceptos para poder deducir un porcentaje del impuesto en cuestión.

Por lo que respecta a las actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación, las ventajas ya no son sólo de disponer de una oferta actualizada y ajustada a las necesidades del Mercado. Además, el poder justificar de una manera estructurada, contrastable y gestionada coherentemente, permite acogerse a deducciones en el impuesto de sociedad que ayuda a las organizaciones a soportar los esfuerzos a los que se ven obligados a hacer, para ser competitivos.

En el momento tan complicado que vivimos, la decisión de implantar un Sistema de Gestión sólo si tiene subvenciones o ayudas de antemano, ha pasado a la historia. Disponer de un Sistema de Gestión por sí mismo, supone la empresa definir las herramientas que emplea y actualizar su razón de ser. Proteger el Medio Ambiente del impacto de sus actividades (UNE-EN ISO 14001) o mejorar su gestión energética (UNE-EN ISO 50001); una ordenada gestión de su Investigación, Desarrollo e Innovación (UNE 166002) o, simplemente utilizar unos sistemas de Gestión de Calidad (UNE-EN ISO 9001 y/o sistemas específicos del sector) que permitan dar garantías a la exportación se hacen necesarias. Aplicar Sistemas de Gestión permite organizar esfuerzos, entrar en mercados exigentes y facilitar la información necesaria para acogerse a todas las ayudas posibles.

La salida a la crisis no vendrá sólo por lo que nos den (que todo ayuda) sino además de las decisiones y acciones que emprendamos. Está comprobado que las empresas que actualmente apuestan por la exportación y la I+D+i son las que están resistiendo la presión del momento. El tiempo en nuestra contra y hay que reaccionar ahora. Los próximos meses, estos hechos se verán afianzadas con más datos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *