El sector de automóvil revisa sus estándares.

La International Automotive Task Force (IATF) eleva su exigencia publicando, el pasado 3 de octubre, la Estrategia de transición a la IATF 16949:2016. Alineado a las directrices de la norma ISO9001:2015 como ya comunicaba la propia ISO en agosto pasado (ver noticia en su web (link)), IAFT identifica y añade, aquellos aspectos críticos en base a la evolución propia de sector de automóvil.

Este hecho va a producir importantes cambios a las empresas vinculadas al sector, puesto que la IATF 16949:2016 sustituirá a la conocida ISO/TS 16949:2009 desde el primero de enero del 2017. Eso quiere decir que a partir del 1 de octubre del 2017 solo se podrán hacer auditorias  IATF y que los certificados ISO/TS emitidos serán válidos hasta fecha límite 14 de septiembre del 2018.

El estándar de cliente IATF 16949:2016 debe entenderse como un estándar “complementario” a la ISO9001:2015, en el sentido que una entidad de certificación no puede realizar auditorías independientes para ISO9001 y para IATF16949. La implementación de los requisitos de IATF debe ser implementada de forma simultánea.

Aspectos como Seguridad de producto, Políticas de Responsabilidad Corporativa respecto a las denuncias de irregularidades, análisis de riesgos expandido, evidencia documental de cumplimiento regulatorio en los países de producción y de destino del producto, requisitos adicionales en los procesos de auditoría y en la capacitación de los auditores  … estos y otros aspectos son abordados y que obligan a una revisión en profundidad en el cumplimiento de los requisitos de cliente.

Ante esta nueva situación, las organizaciones deberán poner en práctica, ya, el concepto ISO de control de cambios identificando aquellos aspectos a actualizar y planificando cuidadosamente las actividades para cumplir con los plazos establecidos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *